Make your own free website on Tripod.com

Conclusión 

    El hombre fue creado con libre albedrío, libertad para hacer lo que considerase propio. Es este mismo hombre, con esta misma libertad el que decide crear la sociedad como estilo de vida. Es así como el hombre es autor de su propio encadenamiento, estableciendo límites (lo aceptado o no, lo bueno y lo malo). Con la invensión del Internet se reencuentra el hombre con la pérdida libertad.            
    El internet es libertad sin fronteras, ni límites. Lo que Nunez nos describe como un espacio abierto sin restricciones. Como un niño que es llevado a un campo abierto luego de vivir en un claustro edificio y no ve nada más que las paredes de ese frío lugar, así reacciona el hombre al primer contacto con el Internet. En un principio es dominado por el instinto, descubre la posibilidad de liberar sus múltiples selves y ve que es bueno. Pero el hombre en su deseo de poder quiere dominar el Internet y este se vuelve en su contra, haciendose más grande, indomable. Comienza entonces la lucha del hombre por desatar sus misterios. Es por eso que se ve obligado a adquirir un mínimo conocimiento para poder accesarlo, causándo coraje y frustración. 
    Es el hombre quién se hace esclavo de sus propias comodidades, las que una vez fueron un intento de libertad. Y es esto lo que puede convertir en patología, hasta que punto lo convertimos en nuestra realidad. Contando con toda esta libertad el hombre deja libre a su instinto y expresa su frustración de las formas más remotas. 
    Anteriormente discutimos el asunto de nuestra presencia online, como una representación. ¿Cuán auténtica? No olvidemos el yo fragmentado, nuestros múltiples selves. Lo que es importante recalcar es el significado emocional que tienen nuestras palabras en el Internet, donde la comunicación es mediada por palabras y somos una representación de ellas. 
    La violación es un acto donde una persona ejerce poder para obligar a otra a hacer algo en su contra. Podemos estar seguros de que nadie fue físicamente violado, pero no podemos negar que a la representación de una persona se le violó la voluntad. 
    El Internet es innovador y aún está en desarrollo. Cada vez se hace visible la cantidad de intento hechos para asimilarlo a la vida real. No debemos negar la cantidad de posibilidades que nos ofrece, tanto de información como de comodidades tales como acortar limites (distancia). En su deseo de dominar lo desconocido que el hombre pone límites. Pero esto no ha sido posible con el  nternet. Por lo que somos nosotros quiénes debemos cuidar el uso que le damos. 
    Si conoce algún caso de abuso online existen personas que ofrecen servicios de ayuda. Entre estos se puede comunicar con PANASH (people against net abuse and sexual harasment) o WEB guardian en www.webguardian.com/index.html. También existen personas que trabajan los aspectos legales de este tipo de abuso los que no se cubren directamente en este trabajo.